viernes, 19 de octubre de 2012

Algo se mueve en Oviedo

Decía hace algún tiempo que la heroica ciudad había vuelto a dormir la siesta. Oviedo estaba triste y gris, casi sin vida.
Desde hace unos meses observo esperanzadores signos de cambio. Algo se mueve en las calles, en las salas... ¡hasta en la política!

El I After Rastro, organizado por Localizarte, sacó a la calle el arte y la cultura. La Plaza del Paraguas y sus aledaños fueron, durante ese domingo, un espacio vivo, en el que los y las artistas mostraron sus obras, se pinchó música, se intercambiaron libros, se ofrecieron conciertos, hubo un mercadillo alternativo... ¡Un oasis!
El próximo domingo 28 se celebrará la segunda edición. No me la pienso perder.

Gracias al esfuerzo de varias salas pequeñas, como La Calleja la Ciega, La Antigua Estación, etc. y también al trabajo de pequeños sellos independientes, como Discos Humeantes, la música en directo sigue sonando. La primera edición del Humo Fest reunió a un puñado de bandas de lo más interesante, demostrando que, cuando se hacen las cosas bien, se puede ofrecer calidad.
A esta oferta musical se ha unido recientemente La Santa Sebe, sala mítica y pionera, que reinventándose de nuevo, vuelve por sus fueros, aliada con el rock. ¡Larga vida!


Finalmente, algo se mueve, también, en la política.
Pese a su desprestigio y a que desde hace tiempo no encuentro quien me represente, entiendo que los partidos han de ser un instrumento para la participación y la transformación de la sociedad, aunque no el único, ni mucho menos. Muchas veces no están a la altura, y para mi, el PSOE de Oviedo es la encarnación absoluta del partido fósil, a la deriva y absolutamente desconectado de la realidad. Siempre mirando con el ojo izquierdo, claro, que el derecho lo tengo vago y no lo uso.
Esta semana, un grupo de militantes ha presentado un documento con propuestas para el debate, titulado Oviedo a favor del cambio. En él, plantean que la igualdad presida todas las políticas, exponen propuestas para abrirse a la sociedad, apuestan por la presencia en la calle y una oposición decidida en el Ayuntamiento, y defienden una estrategia de comunicación basada fundamentalmente en las TIC, para conectar con la ciudadanía. Abogan, también, por otros cambios de carácter interno (primarias, limitación de mandatos...) para favorecer la democracia y la transparencia.
Todo esto suena muy bien y entiendo que haya quien piense que este tipo de iniciativas pueden ser brindis al sol. Quizás yo también lo haría si detrás de esta propuesta no estuvieran personas en las que creo, en las que confío y de las que me siento orgullosa al ver como trabajan para cambiar las cosas, muchas veces con todo en contra. Por eso, y porque sé que de verdad piensan en la gente, les deseo mucha suerte en el empeño. El aire fresco es sano y muy necesario.

Estas son iniciativas que en principio no tienen mucho que ver entre sí, pero que dan vida a la ciudad, que demuestran que lo que no hacen las instituciones han de hacerlo las personas, que podemos cambiar las cosas si de verdad creemos en lo que proponemos.

¡Viva la gente que se mueve! Y además en autobús, no en coche oficial ;-)

2 comentarios:

  1. Estupendo el post, Ana. Bueno, a mí me ha encantado. Yo añadiría alguna cosina más, se me ocurre (en lo musical, que quizás es lo que más conozco) la gente de la Radio de Cristal, que llevan un tiempo organizando conciertos, bueno, y otras muchas iniciativas en muchos ámbitos (el Fanzine Letra y Puñal, Lata de Zinc...) que sí hacen que se pueda decir que en Oviedo pasa algo. Yo siempre lo he dicho, en Oviedo hay cosas, lo que pasa que no están siempre a la luz, los focos alumbran a otros sitios...
    Y en lo político, ahí está el bus moviéndose (en realidad lleva ya un tiempo moviéndose ;-), a ver qué pasa con él, si llega a la estación, o se baja en una parada, o hace transbordo, o le ponen una multa por exceso de velocidad! Bueno, mientras no se estrelle bien estará ;-)

    David

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón, David, seguro que se me han olvidado muchas más cosas, pero lo de Letra y Puñal es imperdonable.
    El bus, que llegue hasta donde pueda. Lo importante es que haya arrancado.

    ResponderEliminar